lunes, abril 05, 2010

El Tabernáculo - Parte 3

Los vasos del Atrio y su simbolismo
Los vasos en el Atrio eran el altar de bronce y el lavacro, ambos símbolos de Cristo en su obra redentora, la cual El llevo a cabo en la tierra en favor de todos los hombres (Exodo 27:1,2; Exodo 38:8; Juan 3:16).


El Altar de bronce
La palabra "altar" significa "un lugar levantado". Sobre el altar era que se ofrecían los sacrificios y se derramaba la sangre de las víctimas del sacrificio, siendo así el altar símbolo de la cruz en la cual Cristo, nuestro sacrificio, se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios (Levítico 1:2-5; Hebreos 9:11-14). En el altar vemos la bondad y severidad de Dios; bondad hacia nosotros y severidad hacia la víctima que lleva nuestros pecados.
Las víctimas aceptables en sacrificio eran:
1- El becerro, o el buey, los cuales son símbolo de Cristo como siervo paciente y abnegado (Lucas 22:42; Hebreos 12:2,3); quien fue "obediente hasta la muerte" (Filipenses 2:5-8).
2- El cordero, quien es símbolo de Cristo en su rendición voluntaria a la muerte (Isaías 53:7; Mateo 27:12-14).
3- El macho cabrío, el cual es un tipo o figura del pecador (Mateo 25:33,41); pero cuando aparece en relación con los sacrificios representa a Cristo, quien fue "contado entre los transgresores" (Isaías 53:12; Lucas 23:32,33).
4- Tórtolas y palominos, quienes son símbolo de la inocencia y relacionadas con la pobreza material según Levítico 5:7. Estas víctimas simbolizan a Cristo el cual se hizo pobre para salvarnos (Levítico 12:8; Hebreos 7:26;2 Corintios 8:9). altar_holocausto
"Su posición" (Levítico 4:7). El altar de bronce fue colocado a la puerta del tabernáculo, por lo que era lo primero que los israelitas encontraban al acercarse a Dios. No había acceso a Dios sino por medio de un sacrificio, lo cual nos habla de que el sacrificio de Cristo es el principio de nuestras relaciones con Dios. El sacrificio por el pecado era quemado fuera del campo (Exodo 29:13,14; Levítico 4:11,12; Levítico 16:27), pero el sebo se quemaba en el altar de bronce y la sangre era llevada por el sacerdote una vez al año al Lugar Santísimo (Levítico 16:14-19), lo cual es símbolo del sacrificio de Cristo el cual fue una sola vez y para siempre (Hebreos 9:24-26).
"Los materiales y la forma del Altar" (Exodo 27:1,2). El altar fue hecho de madera de acacia y cubierto de bronce, de ahí el nombre con el cual se le conoce "altar de bronce", cuyas medidas eran 2 metros y 25 centímetros de largo por 2 metros y 25 centímetros de ancho, con una altura de 1 metro y 30 centímetros ( Un codo equivale ha 45 centímetros ). Todo esto indica que el altar era cuadrado, representando a la tierra, pues cuatro son los puntos cardinales ( NORTE, SUR, ESTE, OESTE ),así como cuatro son también los vientos que soplan sobre la tierra (Daniel 7:2; Apocalipsis 7:2); esto nos habla que la salvación es para todo el mundo, de Norte a Sur y de Este a Oeste (Juan 3:16).
La madera con la que se construyó el altar es símbolo de la humanidad de Cristo (Juan 1:1,14; 1 Timoteo 3:16), y el bronce símbolo del juicio del pecado, lo cual indica que Cristo tuvo que hacerse hombre para poder ser juzgado por nuestros pecados (Hebreos 2:14-17; 10:5).
El altar también tenía cuernos en sus cuatro esquinas, sobre las cuales el sacerdote ponía la sangre de la víctima; estos cuernos son símbolo de fuerza o poder, todo esto nos habla de que en la sangre de Cristo derramada en la cruz (el altar) se encuentra el poder de la redención (Hebreos 9:22; Salmos 18:2).
La redención tiene cuatro aspectos simbolizados por los cuatro lados que tenía el altar y que son:
1- Propiciación. Para aplacar el juicio de Dios y llevar la culpa de la ley violada. Esto tenía que ver solo con Dios (Romanos 3:25).
2- Substitución. En la expiación el sacerdote colocaba las manos sobre la víctima y confesaba los pecados del pueblo. Cristo es el que llevo el pecado de todos los hombres y el que ocupó nuestro lugar como víctima en el sacrificio (Isaías 53:4-6).
3- Reconciliación. Esto significa pasar de la enemistad al favor de Dios. Mediante el sacrificio se alcanzaba la reconciliación con Dios, por lo que Cristo es el único medio de reconciliación (Romanos 5:10; Efesios 2:14-16;Colosenses 1:20).
4- Rescate. Quiere decir que el precio ha sido pagado. El rescate es completo, suficiente para espíritu, alma y cuerpo. Cristo es el que nos libra del dominio del pecado y de la carne, del mundo y de Satanás (Mateo 20:28;Hechos 20:28; Colosenses 1:13).

 
El Lavacro
La fuente de bronce era conocida como el lavacro y fue colocado entre el altar de bronce y el Lugar Santo, lo cual indica que antes de entrar y acceder a la presencia de Dios hay que ser limpio (Salmos 24:3,4). El lavacro es símbolo de Cristo, la palabra viviente, quien nos limpia de toda impureza, mancha o cosas semejantes a éstas (Juan 13:2-10; Efesios 5:25-27). En el lavacro o fuente de bronce se ponía agua la cual es símbolo de la palabra escrita (Efesios 5:26). lavacro2
"Materiales del lavacro"; (Exodo 38:8). El lavacro fue hecho de los espejos de las israelitas, por lo que en el momento de lavarse se veían reflejados en el lavacro; así la palabra de Dios, como espejo, refleja las bellezas o deformidades espirituales del creyente y nos revela a Cristo quien tiene el poder para limpiarnos (Santiago 1:23,24; Juan 13:8). El sacerdote tenía que lavarse en el lavacro o morir, así también nosotros tenemos que lavarnos y mantenernos limpios o la vida espiritual se acabará.

Vargas, J.C. (2009) El Tabernáculo – Parte 3. Extraído el 4 de abril de 2010 desde http://lluviasdebendicion.org/

Popular Posts