domingo, octubre 11, 2009

El jerbo

jerbo El jerbo es un pequeño roedor que, como otros animales de las regiones desérticas, tiene la particularidad de poder vivir sin depender de una fuente de agua. ¿Cómo lo hace? Busca plantas ricas en agua y las esconde en profundas galerías subterráneas. En períodos de sequía, especialmente durante el calor del día, el jerbo permanece en su madriguera y apaga su sed chupando las plantas que almacenó.

       El cristiano no halla en la tierra algo que puede apagar su sed de Dios, de justicia, de verdad, de pureza… La Biblia dice que “el mundo entero está bajo el maligno” (1 Juan 5:19). ¿Cómo sobrevivir en tal entorno? Gracias a los recursos que Dios ha preparado en su Palabra para sus hijos. En pleno día, ante un problema o una tristeza, podemos recordar algunas promesas divinas: “Yo estoy con vosotros todos los días”, “Vuestro Padre sabe” (Mateo 28:20; 6:32); “No temas” (Marcos 5:36).

       En nuestra vida también es difícil vivir el momento en que nos damos cuenta de que hemos obrado mal. Esto nos entristece, pero recordemos las promesas de Dios: El que confiesa sus pecados “y se aparta (de ellos) alcanzará misericordia” (Proverbios 28:13).

       Imitemos al pequeño jerbo para sobrevivir en el desierto moral de este mundo. “En mi corazón he guardado tus dichos”. “Porque tu dicho me ha vivificado” (Salmo 119:11, 50).

El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados. El texto enviado hoy es del día correspondiente al año pasado.  El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: LaBuenaSemilla.net 

Popular Posts