domingo, agosto 09, 2009

Lo que Dios puede hacer


En este capítulo dieciocho del profeta Jeremías, en los primeros versículos, encontramos que Dios en un momento delicado en la vida del pueblo de Israel envía al profeta Jeremías a un lugar determinado del pueblo, dice el versículo dos: "Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras". Dios envió al profeta a un lugar determinado para hacerle oír sus palabras, pues hay un lugar determinado, elegido por Dios, para hacernos oír su palabra, como lo vemos en el Pentateuco (la ley) por que Dios le hablo a Moisés y le dijo: "El lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación ese buscaréis, y allá iréis" Deuteronomio 12:5; el pueblo según leemos no podía adorar a Dios donde quisiera, sino en el lugar escogido por Dios. La casa del alfarero adonde fue enviado el profeta, fue el lugar escogido por Dios para hablar al profeta y vamos a ver porqué.

Cuando analizamos la palabra alfarero encontramos que el alfarero es aquel que trabaja con las manos el barro, allí es que Dios envió al profeta, a la casa del que trabajaba con sus manos el barro; en el versículo tres dice: "Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que el trabajaba sobre la rueda". La casa del alfarero se conocía como la alfarería que era el taller donde el alfarero trabajaba en el barro hasta darle forma, hasta conseguir una vasija útil. El barro era el material en el cual el alfarero trabajaba, este es un material moldeable compuesto de tierra arcillosa y agua usado principalmente para hacer vasijas.

Todo esto tiene un significado , él alfarero , la alfarería , el barro ; por eso Dios envió allí al profeta ,a través de todo esto Dios quería enseñarle al profeta. El alfarero representa a nuestro Dios , porque Dios es el que trabaja , el que obra con sus manos , nadie puede hacer el trabajo que Dios hace ; yo no puedo trabajar como Dios lo hace. A veces los creyentes se acercan a los hombres ( pastores , predicadores , evangelistas ) , pensando que ellos pueden hacer algo con ellos , pensando que ellos pueden hacerles personas diferentes , nuevas , pero no es así , todos los hombres para llegar a ser diferentes , nuevos , han de pasar por las manos de Dios , pues solo Dios puede moldear , cambiar , solo Dios puede hacernos de nuevo , por eso yo titulé este mensaje "Lo que Dios puede hacer" , pues lo que Dios hace , nadie más lo puede hacer. Todos necesitamos que Dios trabaje en nosotros , usted y yo ;él es el alfarero , él es el que restaura lo que se ha echado ha perder.

La alfarería que es el taller del alfarero representa la casa de Dios , por qué en la casa de Dios es que Dios trabaja , la casa de Dios es el taller donde Dios restaura las vasijas que se han echado ha perder. Israel había sido escogido como pueblo de Dios , pero se había echado ha perder adorando ha ídolos como "Baal", "Astarot" , le había dado la espalda ha Dios , había olvidado lo que la ley decía , en otras palabras ,la vasija de barro que Dios estaba formando se echó a perder. Dios sabía que el profeta Jeremías era consciente de lo que ocurría con Israel, que se había echado a perder, pero hizo descender al profeta a la casa del alfarero, al taller, para que contemplara como el alfarero podía restaurar la vasija que se echaba a perder en sus manos, para que supiera que también el podía restaurar a Israel.
En momentos determinados cometemos errores, hacemos lo que no debemos pero Dios nos puede restaurar, hay quienes llegan a la casa de Dios con sus hogares destruidos, arruinados, maltratados, heridos, pero Dios puede restaurar, sólo Dios puede restaurar.

El barro nos representa a nosotros los hombres como lo indica el versículo seis, el cual hemos tomado como lectura de encabezamiento de este mensaje "...He aquí que como el barro en la mano del alfarero, ASÍ SOIS VOSOTROS...". El hombre no es sino polvo, sino barro, que por causa del pecado ha sido deformado, por que el pecado deforma, corrompe, esta es mi experiencia personal. Cuando le entregue mi vida a Cristo, mi vida era un desastre, un caos, mi vida, mi ser, había sido deformado, pues el viejo hombre esta viciado conforme a los deseos engañosos como dice la escritura en Efesios 4:22; vicios como la cocaína, el alcohol, el hachis, habían deformado la imagen de Dios en mi (pues el hombre es creado a la imagen de Dios) y nadie pudo ayudarme, ni siquiera mi familia que tanto me ama; así fue que Dios me tomo en sus preciosas manos, hecho pedazos, deformado por el pecado, pero Dios ha hecho de mi otra vasija, según le pareció mejor hacerla. Dios puede arreglar lo que según los hombres no tiene arreglo, Dios puede restaurar su imagen en nosotros, ¿Que no podrá hacer Dios con los hombres?; el te puede arreglar, te puede moldear, te puede restaurar, deja que Dios trabaje en ti como el alfarero trabaja el barro. Eso era lo que Dios quería hablarle al profeta, que si el alfarero podía de la vasija que se echaba a perder, hacer otra vasija, también Dios podía y puede hacernos otra vasija.

Amado hermano (a), quizás pienses que tu te has echado a perder y no tienes arreglo, déjame decirte que el divino alfarero puede restaurarte. Amado amigo (a), Dios quiere darle forma a tu vida, deja que Dios trabaje en ti, pues no te vas a sentir defraudado, por ti el hará lo que nadie puede hacer.


Vargas, J.C. (2009) Lo que Dios puede hacer. Extraído el 9 de agosto de 2009 desde http://lluviasdebendicion.org/

Popular Posts